El otro día buscando una buena optica en Pozuelo vimos que había gente que no tenía claras las diferencias entre un oftalmólogo o una óptica.

La solución es muy sencilla:

Por un lado el oftalmólogo puede abarcar cualquier problema, también temas de graduación, aunque la formación y experiencia de un óptico-optometrista hacen que sea el profesional más indicado para graduar la vista y adaptar gafas o lentillas. Con lo que si ese es tu problema lo recomendado es que asistas a los profesionales de una óptica.

En los casos donde la visión pueda deberse o verse afectada por una enfermedad, es decir casos que son más graves o complejos entnces si debes ir a un oftalmólogo, que es quien puede recetar fármacos y realizar pruebas especiales para diagnosticar una enfermedad.

Es decir, debes ir al oftalmólogo, para enfermedades o intervenciones quirúrgicas que solucionan problemas como la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo, la presbicia o las cataratas empleando tecnología con láser o implantando lentes intraoculares.

Los ópticos tienen conocimientos sobre enfermedades oculares, pero éstas deben ser tratadas por el oftalmólogo.