Si vas a comprar un casa prefabricada vas a realizar un gasto muy importante en tu economía familiar con lo que es muy importante que te informes antes para no arrepentirte de algunas decisiones después.

Si tuviésemos que resumir algunos consejos al comprar casa prefabricada, serían estos:

100% a medida:

Busca una empresa que te permita construirla 100% a medida, eso te quitará muchos dolores de cabeza y problemas a la hora de diseñarla. La flexibilidad a la hora de diseñar dónde vas a vivir muchos años debe ser prioritaria.

No debemos confundir las viviendas prefabricadas o preindustrializadas con las construcciones a base de elementos prefabricados, ya que es mucho más que una sencilla vivienda prefabricada de madera o de estructura metálica que transportan a tu parcela o finca.

Ahorro de energía:

Este es un tema que te va a suponer muchos euros de ahorro en el futuro mes a mes. Y además con un buen ahorro de energía no solo no necesitarás consumir tanto sino que le estarás haciendo un favor al plantea además de a tu bolsillo.

Existen casas prefabricadas como las de la empresa Asgard Home Spain que son muy superiores incluso a las casa convencionales en este campo del ahorro energético y de las que recomiendo que te informes.

Sostenibilidad:

Otro aspecto importante es que los materiales utilizados para construir tu vivienda no solo sean sostenibles y ecológicos sino que además sean resistentes al paso de los años y el clima.

Ampliable:

Este es otro aspecto vital a la hora de elegir a la empresa que vaya a construir tu casa prefabricada o preindustrializada. Debes asegurarte de que si en un futuro quieres ampliarla porque tu familia aumente o tus necesidades aumenten, vayas a poder hacerlo sin problema o sino tendrás problemas de habitabilidad no previstos que te podrían hacer incluso tener que mudarte a otra vivienda.

Durabilidad:

¿Sabías que una buena casa prefabricada puede tener más durabilidad que las casa convencionales? Pues así es. Eso si, asegurate antes de ello. No busques una casa prefabricada solo por el precio porque como ves hay cosas realmente vitales que debes considerar.

Precio asequible:

Y por último y no menos importante, tenemos el precio, pero no debe ser la única variable ya que optar por una casa prefabricada solo por el precio y olvidar otros aspectos te puede llevar a elegir un proveedor cutre, hablando mal y pronto, y eso podría suponerte graves problemas en un futuro cercano.